shopping-bag 0
Items : 0
Subtotal : $0,00
View Cart Check Out

Noticias

Pablo Peirano asume como DT

Oficialmente, Ney Morales dejó de ser quien dirige el plantel principal de nuestra institución. El entrenador de 62 años tomó el mando por primera vez faltando tres fechas para el final del Campeonato Uruguayo 2015/2016, cosechando dos empates y una victoria, salvando al equipo del descenso.

Posteriormente, volvió a asumir el puesto tras la salida de Julio Avelino Comesaña tras haberse jugado tan solo tres encuentros del Campeonato Uruguayo Especial. En los 12 encuentros que le tocó dirigir, consiguió 19 unidades.

En virtud de los resultados del presente Torneo Apertura, en donde ha logrado tres victorias, tres empates y siete derrotas, ha dejado de ser la persona a cargo del plantel mayor de Racing.

A partir de la mañana de este miércoles, serà Pablo Peirano el encargado de dirigir tácticamente a los cerveceros por lo que resta del Torneo Apertura y el año futbolístico. El entrenador llega a un equipo que viene de cosechar 12 unidades en 13 partidos.

Lo acompañarán al frente del primer equipo académico Javier Tetes como asistente técnico, Andrés Larrosa como entrenador de arqueros, y Javier Carballo como preparador fìsico.

El profesional de 42 años supo disfrutar de una larga carrera como jugador de fútbol, que incluyó dos temporadas en el Racing Club de Montevideo en los años 2000 y 2001.

Fue en la primera de esas temporadas que conoció a Javier Carballo y Gerardo Pelusso (en aquella época orientador técnico de nuestro club), con quienes compartiría trabajo durante mucho tiempo.

Su trayectoria también le permitió trabajar en el Complejo Uruguay Celeste. Es que Juan Verzeri lo llamó en el año 2010 para que integrara el cuerpo técnico comandado por él, y que contaba con la compañía del ya conocido por todos los cerveceros, Sebastián Taramasco.

Después de cuatro años, y luego de que Larriera dejara ser ayudante técnico de Gerardo Pelusso recibió el llamado de este último para acompañarlo, primero en Nacional, y luego en Colombia en su etapa más reciente.

Desde ya, le deseamos la mayor de las suertes en esta nueva etapa. ¡Bienvenido, Pablo!